Páginas vistas en total

jueves, 22 de septiembre de 2011

Entrevista en CUADERNOS DEL SUR


Con esta entrevista anunciada en portada abre Cuadernos del Sur (suplemento cultural del Diario Córdoba) su sección de LIBROS, en su edición del sábado 17 de septiembre de 2011

 
“Me siento más cómoda escribiendo
desde el punto
de vista de un personaje, es
la mirada sobre el paso del
tiempo, la revisión del largo
camino vital recorrido”
 PEPA ROMA

 
La autora catalana, en una entrevista de Juana Vázquez, habla
sobre su última obra, ‘Indian express’, con la que obtuvo recientemente el Premio Azorín de Novela y donde reflexiona
sobre la amistad y se adentra en los mitos que rodean a la India.



SÁBADO, 17 DE SEPTIEMBRE DEL 2011


Pepa Roma es una catalana que vive en Madrid. Es licenciada en Filosofía
y Letras y Ciencias de la Información,
pero sobre todo, la vida la licenció
durante muchos años como viajera compulsiva,
llegó hasta dar la vuelta al mundo
en dos años (1972–1974). Su vida profesional
se ha desarrollado en el campo del periodismo,
tanto en periódicos nacionales
como en radio y televisión. Entre sus obras
de narrativa destacan "Mandala" (Premio Andalucía de Novela, 1997, Alfaguara); "Como desaparecer sin ser visto" (Exadra, 1991); "Adios Istambul" (accesit Premio Antonio Machado de Narraciones Breves, 1989); e "Indian Express" (Premio Azorín de Novela 2011, Planeta)  




       Pregunta-¿Tienes otras novelas que te gusten más que ésta, por ejemplo, “Mandala”?
       Respuesta-“Mandala” ha sido hasta ahora mi novela más querida. Ganó mi primer premio, el Andalucía de Novela y obtuvo muy buena crítica. “Mandala” fue mi escuela, porque a través de ella aprendí no sólo a escribir si no a leer, a buscar en Joyce, James, Cortazar, la forma en que resolvían los problemas que a mí se me planteaban. Lo que me llevó a hacer una novela muy compleja y elaborada en el juego de puntos de vista, voces, tiempos de la narración. La sorpresa ha sido descubrir que aquellos que valoraron “Mandala” me han dicho que “Indian Express” es mejor: más simple en la forma pero más compleja en los significados o contenido. Con un lenguaje más diáfano, directo y fácil de seguir para decir cosas de más calado. Así que también yo creo que la prefiero ya a “Mandala”.

         P.: Con “Indian Express  has ganado el premio Azorín, un premio sin duda muy importante.
R.: Sí, uno de los que tiene más repercusión en España y más valorados por las exigencas literarias de su jurado. Pero especialmente importante para mí porque hace tres años dejé periodismo y todos los trabajos para dedicarme por completo a escribir, arriesgándome a que nadie quisiera publicarme. Por ello, este premio avala la decisión tomada y marca ya un camino sin retorno ni más dilaciones para mí: la literatura.  

          P.: ¿Hay muchas novelas dentro de esta novela?
R.: Eso dijo Soledad Puértolas en la presentación de la novela en Madrid. Y estoy de acuerdo con ella. Una novela sobre la amistad entre mujeres, una novela sobre la India, y una novela de iniciación, un viaje iniciático al fondo de uno mismo. Y yo añadiría que es también una novela generacional, donde se hace un repaso a la Barcelona de la burguesía y de la transición. Pero, por encima de todo esto, es una novela con ambición literaria, donde intento trasladar esos vislumbres de la espiritualidad y sensualidad que más me han impactado de la India, llevándome a volver una y otra vez a ella.

         P.: En ella me ha parecido entre ver la búsqueda de la identidad.
           R.: Este es otro de los temas que recorren la novela, porque creo que es uno de los grandes temas del mundo globalizado de hoy: el tema de las identidades. Identidad nacional, identidad como mujer, identidad cultural… No deja de sorprenderme que en un tiempo en el que todos viajamos y cambiamos de países, incorporando lenguas, la forma de comer y vivir de otras culturas, que todavía haya tantos que tengan que construir su identidad en contraposición a la de los demás. A través de Che, uno de los personajes de la novela, trato de mostrar la forma arbitraria, interesada, con la que usamos señas de identidad –como feminista, nacionalista, posicionamiento político- para construirnos un personaje según nos convenga en cada momento.

         P.: El tiempo es fundamental.
           R.: Sí, para mí es fundamental en toda mi narrativa. Tal vez porque me siento más cómoda escribiendo desde el punto de vista de un personaje, es la mirada sobre el paso del tiempo, la revisión del largo camino vital recorrido, lo que me permite situarlo en un contexto más amplio y vincularlo a la historia y mundo que le ha tocado vivir.

         P.: Dos amigas y un viaje es la anécdota, luego están los temas ¿no?
         R: Dos amigas y un viaje es el argumento, un argumento dramático, que algún director de teatro y de cine me ha dicho que podía ser tanto tema para una obra de teatro como para una película. Algo nuevo en mi narrativa donde había desarrollado poco los aspectos dramáticos. Pero, como tú dices, el argumento debe servir al tema o temas, y no al revés. Escribes con la secreta o inconsciente intención de decir algo con significado, y aunque al principio te centras en el argumento, tú misma vas tomando conciencia de los temas que te preocupan y los vas desarrollando y tejiendo dentro del texto.

         P.: Me han encantado los ambientes muy bien descritos.
R.: Sólo he trasladado el estado de exaltación y alegría que me produce el encuentro con la belleza que te asalta en el momento más inesperado, incluso cuando te encuentras rodeada de tanta pobreza o miseria que sólo piensas en escapar en el primer avión.

         P.: Es una novela que adquiere su sentido al final.
R.: Sí, como todo en mi narrativa. Para mí el final actúa como esa meta hacia la que dirige su flecha el arquero. Sabe desde dónde va a dispararla y a qué punto quiere hacerla llegar. A partir del momento en el que tengo una imagen o una idea para el final, ya será sólo ir trenzando los diferentes elementos, personajes, voces, temas, para que todos confluyan en un significado último que los unifique y trascienda.

         P.: ¿Fue en la India donde se gestó esta novela?
R.: Creo que las novelas se gestan desde mucho antes de que tú misma lo sepas. Pero ésta surgió en mi último viaje a Kerala. Frente a esa gran pantalla del mar y el cielo del Índico, de pronto sentí que se proyectaba la visión al completo de lo que reclamaba convertirse en novela. Me había propuesto no volver a escribir sobre la India después de “Mandala”, pero la India no sólo se impuso de nuevo, si no que me ofrecía súbitamente el marco donde situar un tema al que llevaba tiempo dando vueltas: el de las relaciones de amistad entre mujeres. Al encontrarme en ese retiro de ayurveda con todos esos occidentales que se encierran ahí para curarse del estress y volver renovados a casa, me recordó “La Montaña Mágica”, ese lugar lleno de convalecientes de enfermedades indefinidas, que tienen más que ver con dolencias del espíritu que del cuerpo. Qué mejor escenario para poner una relación a prueba que un viaje o un lugar separado del resto del mundo, fuera de tu vida cotidiana, donde la rutina y las convenciones te protegen de tener que mostrarte de verdad tal como eres. Ya enseguida empecé a tomar notas, como una posesa, y al llegar a España las pasé al ordenador y empecé a escribir y armar la novela.

            P.: ¿Hay más invención que biografía o viceversa?
R.: Para escribir siempre parto de algo que me conmociona, que me inquieta, que me desborda, esa es la parte de mi biografía. Pero luego, los personajes están construidos con elementos muy diversos, entre ellos la observación de patrones de conducta a mi alrededor y  mi invención.
            P.: ¿Es el fin de la utopía de la India?
R.: Es el fin de un mito, el que crearon los hippies y los gurús de medio pelo de otro tiempo, pero no el de las utopías, y mucho menos de la India. La India, al igual que el ser humano y sus utopías, renacen y se reinventan todos los días.

Juana Vázquez
Cuadernos del Sur
SUPLEMENTO CULTURAL DE DIARIO CÓRDOBA FRANCISCO LUIS CÓRDOBA BERJILLOS FRANCISCO ANTONIO CARRASCO

Para ver  el magnífico suplemento al completo, podeis pinchar aquí:

http://www.pactoandaluzporellibro.com/portal3/images/stories/pdf/cuadernos_17_09_2011.pdf




lunes, 12 de septiembre de 2011

Invitación de la Fundación Vicente Ferrer en Pamplona


LA INDIA: VIAJE AL MITO

Conferencia de Pepa Roma, autora de “Indian Express”

"¿Por qué para un occidental la India sigue siendo diferente a cualquier otro destino turístico? ¿Qué queda de todo aquello que hizo en el tiempo del trek a la India el viaje a las fuentes del conocimiento?
Pasado el tiempo de los hippies que hicieron de la India su Meca espiritual, el país sigue siendo para muchos occidentales un lugar renovador donde esperan encontrar una enseñanza valiosa para su propia vida. Sin embargo, desde que los primeros occidentales atraídos por su religión y su filosofía, como el rumano Mircea Eliade, la describieran como el país más espiritual de la tierra, la India ha cambiado. La imagen que nos llega a través de su literatura y de su cine es la India de las nuevas tecnologías y del dinero, en pugna con la modernidad, esa India de Bollywood camino de convertirse en una de las primeras potencias de la tierra. También, la India en la que crece el activismo solidario y ecologista, liderado en muchos casos por mujeres, que es uno de los temas presentes en “Jaque a la globalización. Como crean su red los nuevos movimientos sociales y alternativos” (Grijalbo Mondadori), otro de los libros de Pepa Roma.
La periodista y escritora nos hablará de lo qué le llevó a la India cuando tenía 20 años, a principios de los 70, atraída como tantos jóvenes de su tiempo por el mito de una India milenaria. Un viaje del que años después surgiría “Mandala” (Premio Andalucía de Novela 1997, Alfaguara), una novela sobre la India de los grandes viajes de la juventud occidental.
Pese a haber recorrido el mundo como viajera y periodista, la India sería siempre para ella un foco permanente de interés juvenil, el país al que siempre había que volver. Desde 1972 ha hecho seis viajes al Subcontinente, uno como enviada especial para entrevistar al Dalai Lama en Daramsala y cubrir las últimas elecciones a las que se presentó Rajiv Gandhi. Todo ello le ha permitido seguir la evolución de esa nueva potencia y de la imagen que proyecta en Occidente.
De su último viaje a Kerala en 2008 surgió la novela que ha obtenido el Premio Azorín de este año, “Indian Express” (Planeta), en la se nos muestra una India muy diferente a la primera que se describe en “Mandala”, pero donde no faltan los lugares de encuentro y refugio para el occidental estressado y necesitado de conectar de nuevo con el centro de sí mismo.
Pepa Roma nos hablará de su experiencia en ese país ancestral como viajera y periodista, pero también como alguien que ha bebido incesantemente de su cultura milenaria. Una cultura y una literatura dominadas en el último siglo por temas predominantemente sociales y hasta costumbristas, y que empieza a enriquecerse ahora con la aportación de nuevas escritoras que se sumergen en los aspectos más íntimos del alma hindú, enlazando con la obra de figuras anteriores como el Premio Nobel de Literatura de 1913, Rabindranath Tagore."


Este es el tema de la conferencia que tendrá lugar el 15 de septiembre a las 19,30 h en el Auditorio, tal como aparece anunciada en el siguiente folleto de las actividades de verano de Civicam (páginas 38-90):

http://www.issuu.com/civican/docs/folleto_actividades_verano_2011




Jaipur con gurú, 1972 (Los escenarios de "Mandala")


Khajurao, 1983



Lake Palace Udaipur




Subiendo los 2002 escalones de un templo de Tamil Nadu



Trivandrum, Kerala 2008 (los escenarios de "Indian Express")
 

(Más fotos de la India en otra entrada de este blog)

jueves, 8 de septiembre de 2011

Lectura y debate sobre "Indian Express" en el Club de Lectura de Cartagena de Indias


Antes de llegar a las librerias de Colombia, muchos han podido ya leer y conocer en este país "Indian Express". Entre ellos el nutrido grupo del Club de Lectura de la Universidad Tecnológica de Cartagena de Indias, el cual dedicó su sesión del 24 de agosto de 2011 al libro, invitándome a compartir con los lectores el proceso de creación de esta novela.
El encuentro tuvo lugar a las 6 de la tarde en los salones de Casa Lemaitre de la sede de la Universidad Tecnológica Bolivar en Manga.

Para los interesados en iniciarse en la lectura de "Indian Express" pueden leer el primer capítulo en:
 http://www.sigueleyendo.es/tag/pepa-roma/