Páginas vistas en total

lunes, 30 de mayo de 2011

Entrevista a Pepa Roma, por Emma Rodriguez, en El Mundo


EL MUNDO. DOMINGO 15 DE MAYO DE 2011
CULTURA
57
«A las mujeres nos cuesta
reconocer nuestra rivalidad»
Pepa Roma retrata en ‘Indian Express’ un viaje que
desenmascara los celos y la aceptación entre dos amigas
EMMA RODRÍGUEZ / Madrid
Hay muchas razones por las que Indian
Express (Planeta), la novela
con la que Pepa Roma ha ganado el
Premio Azorín, resulta interesante
y valiente. La primera de ellas es
que habla de la rivalidad entre mujeres,
algo que se sabe pero de lo
que pocas veces se habla; la segunda,
la manera, no exenta de crítica,
con que afronta el modo en el que
las sociedades occidentales intentan
llenar el vacío existencial con la espiritualidad
de Oriente, una corriente
que corre el riesgo de convertirse
en un negocio más.
Todo ello a través de un argumento
simple: dos amigas, Lola y
Che, que fueron jóvenes en mayo
del 68, se reencuentran y emprenden
juntas un viaje a la India que no
resulta ser todo lo idílico que se esperaba
porque acaba desenmascarando
los celos, la envidia y la rabia
de una hacia la otra acumulados
durante un largo periplo.
«La historia parte de la observación
de patrones de comportamiento
en algunas mujeres de mi alrededor.
La decepción, la ruptura con
una amiga puede convertirse en un
proceso tan traumático como una
ruptura sentimental», señala Roma,
quien pone el dedo en la llaga al
plantear hasta qué punto las mujeres
tienden a compararse continuamente,
incluso a sabotear la felicidad,
la realización, de las otras, algo
que acaba convirtiéndose en un
obstáculo en la defensa de sus derechos,
en la lucha por la igualdad.
«La rivalidad entre mujeres simpre
estuvo ahí, pero circunscrita al
ejercicio y edad de la seducción,
quién era más guapa y se llevaba el
mejor partido. Ahora se ha trasladado
a otros terrenos como el profesional
y el de la proyección pública.
La lucha de egos entre mujeres
puede ser tan feroz como la que se
da entre hombres, pero expresada
de forma más soterrada y corrosiva
», prosigue.
– ¿Por qué cuesta tanto hablar de
esto, reconocerlo?
– Nos cuesta reconocerlo porque
siempre nos han dicho que estámal,
primero nuestras madres con respecto
a nuestras hermanas y después
las madres feministas con respecto
a nuestras hermanas feministas,
pero también porque en nuestro
fuero interno sabemos que no estamos
siendo leales y coherentes con
la amistad que decimos profesar o
con la solidaridad femenina de la
que nos gusta hacer gala.
«De la admiración a la envidia a
veces sólo hay un paso». Es otra de
las ideas quemaneja Pepa Roma en
una novela que habla del feminismo,
de la deriva de una lucha que
hoy muchas jóvenes desdeñan. «De
lo que trata este libro es de dónde
venimos y a dónde hemos llegado. A
través de dos mujeres de 60 años se
entiende todo lo que las jóvenes de
hoy llevan incorporado gracias a lo
vivido y transmitido por las generaciones
anteriores».
Las protagonistas de Indian Express
emprenden su revelador viaje
con planteamientos diferentes. Lola
está convencida de que encontrará
la paz interior y la tranquilidad que
busca; Che parte de la idea de que
todo lo que se les va a ofrecer –el yoga,
la meditación, el ayurveda...– es
un camelo y nada hará que cambie
de parecer. «Lo que es cierto es que
las sociedades europeas, con todo
su bienestar, no han sabido cómo
cuidar el alma. Vivimos obligados a
encuadrarnos en trabajos cada vez
más estresantes y exigentes, a vaciarnos
de muchas vivencias que
antes nos aportaban alegría y bienestar
interior», agrega Roma.
Ahí, en esa búsqueda de la parte
espiritual perdida, es donde entra la
India, un país que, pese a haber
cambiado tanto [la novela da idea de
la transformación de un país que
hoy se cuenta entre los más emergentes
a nivel económico] sigue teniendo
tanta vigencia para el occidental
de hoy como lo tuvo para el
hippy de ayer. «Ahí está la cuna de
todas las filosofías y técnicas de introspección,
ésas que prometen reconectarnos
con nuestro yo más
profundo, concluye la escritora.
La escritora Pepa Roma, en Alicante. / ERNESTO CAPARRÓS
«Europa, con todo
su bienestar, no
ha sabido cómo
cuidar el alma»

<Photo 1>

No hay comentarios:

Publicar un comentario